Me resisto a hablar de política. Al igual que el futbol, es algo que desata pasiones desde el bajo vientre y no conduce a nada bueno. Sin embargo, estos días ha venido a mi mente un aspecto de la política en que muchos estaremos de acuerdo: Las campañas electorales son buenas.

Deja que me explique. No creo que un monton de personas, abocadas a tratarnos como imbéciles descerebrados, faltos de criterio, a los que se puede engañar in eternum, que cambiaremos de criterio porque pongan más o menos carteles o nos mientan mas o menos descaradamente, sea algo que de por sí aporte nada bueno.

Pero ¡pensemos! mientras hacen esto, no hacen otra cosa. No están en sus despachos, no toman decisiones, no luchan por dejar su impronta tras la marcha de su cargo. Estos días, la administración funciona por inercia, nadie la empuja, no se inician nuevos proyectos, no se idean carreteras llenas de rotondas , ni se inventan cheques bebe, ni se desean aeropuertos sin uso, ni se compran vagones que no encajan con los andenes,… estos días los políticos hacen su auténtico trabajo, luchar por mantener su silla otra legislatura mas.Estos días es cuando mas se parecen al resto de los humanos. Madrugan, padecen insomnio, se esfuerzan al 110%, son vulnerables, motivo: pasan la evaluación de sus jefes, los votantes; como para el resto de humanos no funcionarios, su puesto de trabajo está en peligro (mayor o menor en función del puesto en la lista), sufren por tanto lo que la gente no privilegiada sufre a diario. Pero  a ellos se les pasará el lunes, hasta dentro de cuatro años, y al resto de los mortales nos seguirá sucediendo día a día, hasta que nos jubilemos, si podemos, o nos hagamos políticos o funcionarios.

Ahora, propongo un juego de imaginación: ¿que pasaría si constantemente hubiera elecciones? No me refiero a las elecciones como están entendidas hoy en día, como un gran evento de repercusión cuatrianual, sino a que una cuarta parte de los cargos se renovara cada año. podríamos plantearlo por zonas geográficas, por instituciones, … lo cierto es que conseguiríamos una evaluación constante, al menos de los partidos. Que la capacidad de trabajo que demuestran estos días, que la demuestran, se invirtiera en cumplir promesas, en gestionar eficientemente, y no hacia la campaña electoral… No podrían fallar a sus compromisos sin repercusión inmediata,… En fin, como digo, lastima que esto se acabe…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s